ROZADURAS EN LA PIEL DE LOS CABALLOS, ¿CÓMO EVITARLAS?